La chica de la curva

Autoestopista fantasma

Cuando el conductor se gira para ver a la chica esta ya ha desaparecido y muchas ocasiones el volver la vista hace que pierda el control del vehículo y acabe en un funesto accidente. Como era de esperar esta leyenda ya circulaba hace siglos, entre los viajeros y los caminantes que vagaban por los senderos y caminos de los bosques.

La misma versión, pero en distinto tiempo y con diferentes medios de transporte. Una de esas historias nos remonta a la biblia concretamente el relato del etíope que recoge el apóstol Felipe en su carroza, y quien lo bautiza antes de desaparecer en la nada misteriosamente, pero no queda ahí la cosa.

En la tradición medieval nos encontramos con semejantes historias de viajeros que circulan por caminos peligrosos y donde una joven los detiene pidiendo que la lleven. En estos casos la muchacha no habla y el trayecto permanece tranquilo hasta llegar al final de este que es cuando la figura femenina se desvanece.

Navegación de comentarios

Inmediatamente desaparece. Me parto: Introdujo la llave en el contacto y en breves segundos una tenue luz dió vida al cuadro de mandos. Editar mi cuenta Cerrar sesión. Informe Insólito. Inicia sesión Entra con tu cuenta de correo Entra con tu cuenta de Facebook Entra con tu cuenta de Google Si inicias sesión aceptas nuestra política de privacidad. Allí estaba.

Lejos de provocar un inminente accidente, esta aparición en la antigüedad era interpretada como alguien que intentaba de alguna manera avisar y evitar los peligros que en un punto determinado de un camino ocurrían. Hoy en día gracias a la tecnología, los foros y las redes sociales, encontramos estas y otras leyendas sobrealimentadas. M7y buen estudio. Y muy buena exposicion. Al fin alguien habla claro. En breve me pongo en contacto con ustedes para compartir material.

Predicó e hizo milagros en Samaria, convirtió a Simón el Mago y bautizó a un eunuco etíope en Gaza, acontecimiento que suele tomarse como el punto de partida de la Iglesia ortodoxa etíope Hechos, 8. Recibir un email con los siguientes comentarios a esta entrada. Recibir un email con cada nueva entrada. Leave this field empty.

Menú de navegación

¿Quién no ha escuchado alguna vez la leyenda de la chica de la curva? la vida en un accidente de trafico al salirse su coche en una curva. La autoestopista fantasma o la muerta de la curva es una leyenda urbana. Al igual que la Actualmente circulan múltiples versiones de la leyenda, identificadas con títulos como La chica de la curva, La curva de la muerte, La muchacha del.

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page.

Covill y la ondina

Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser. Iniciar sesión Registrarse. Iniciar sesión.

La chica de la curva. ¿Leyenda urbana o realidad?

Ingresa a tu cuenta. Nombre de usuario. Correo electrónico. Recordar contraseña.

  • imagen de donde estan las mujeres solteras;
  • cascos moto mujer baratos.
  • sexo gratis por cam.
  • Navegación de entradas!

Recupera tu contraseña. Informe Insólito. Inicia sesión en tu cuenta. Regístrate para tener tu cuenta.

Ladrones de órganos: ¡socorro, me han robado un riñón!

Los fantasmas del portaviones USS Lexington. Un dron graba un OVNI tras despegar desde una montaña en….

Francia extradita los guiñoles a España

De pronto, apareció ante el coche, en medio de la carretera, una mujer con el cuello y la ropa ensangrentados solicitando su ayuda. Tras detener el vehículo, la mujer, muy alterada y llorando, les explicó que acababa de tener un accidente y que su coche se había caído por el barranco. La mujer rogó al hombre que le ayudase, pues tenía un bebé que había quedado atrapado entre los hierros del coche.

El hombre, sin dudarlo un momento, cogió su equipo de montaña y descendió por el barranco. Después de un tiempo, que para su familia se hizo eterno, el hombre volvió muy nervioso y con el bebé entre sus brazos. Pero al dirigir la mirada hacia el lugar donde apuntaba su dedo índice descubrió que allí no había nadie.

La señora había desaparecido. Después arrancó el coche y se fueron de aquel lugar.

La Chica de la Curva

La señora que nos pidió ayuda estaba allí. Un joven, que circula solo por la carretera, es embestido por otro coche conducido por una chica, la cual no ha realizado correctamente la incorporación a la vía. El joven se dirige hacia el otro coche a pedir explicaciones, pero la atractiva mujer le dice con voz melosa: Yo también.

Esto debe ser cosa del destino , que quería que nos uniésemos. El chico, encantado, le da la razón: Con éstas, la chica saca una botella de vino de su maletero y, mirando de forma provocativa al chico, le propone celebrar su buena suerte. Él, nervioso, acepta y se bebe media botella de un solo trago. Era una oscura noche de invierno en la que la niebla impedía ver correctamente el trazado de la carretera.

Un hombre conducía de vuelta a casa intentando vencer el sueño tras un largo día de trabajo, cuando vio a una misteriosa chica parada junto a la carretera. Vestida con un vaporoso camisón blanco. La mujer, en silencio, subió al vehículo. A pesar de que el conductor intentaba darle conversación, la chica permanecía callada. De pronto, una curva muy cerrada se hizo visible entre la niebla y obligó al chico a dar un volantazo.

Pero allí, en la parte trasera, no había nadie. La chica, simplemente, no estaba.

La verdadera chica de la curva

Un amigo de un amigo circulaba por un monte alejado cuando se quedó sin combustible.